Principales Cambios en la Edición 2006 de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (II Parte)

PRINCIPALES CAMBIOS EN LA EDICIÓN 2006 DE LA TRADUCCIÓN DEL NUEVO MUNDO DE LAS SANTAS ESCRITURAS

(Segunda Parte)

De los miembros supérstites del Cuerpo Gobernante, que aparecen retratados en la página 116 del “Los Testigos de Jehová, proclamadores del Reino de Dios” [jv-S] en 1993, para el 2006, solo quedaban:

ALBERT SHROEDER, quien fue secretario y Presidente de la Escuela Bíblica de Galaad y quien tampoco poseía formación en lenguas bíblicas, pues sólo estudió tres años de ingeniería mecánica y en 1932, se integró a la Sede Central en Brooklyn, llegando a ser el registrador de la Escuela Bíblica de Galaad desde 1943 hasta 1959, y que bien pudo formar parte del Comité original, estando en ambas listas, en la de Franz y en la de Cetnar como miembro seguro, y que fallece ese año (2006).

DANIEL SYDLIK, igualmente carente de formación en lenguas bíblicas, empieza en Betel el 20 de octubre de 1946 y aunque era un simple betelita sin un cargo prominente, bien pudo formar parte, aunque es poco probable que lo fuera del Comité original, también fallece en el año 2006.

CAREY W. BARBER, no estaba en Betel y era superintendente viajante, lo que con buena probabilidad lo excluye, sólo fue nombrado miembro del Cuerpo Gobernante en 1977, muere al año siguiente de los anteriores.

THEODORE JARACZ, con toda seguridad no pudo formar parte del Comité original pues vivía en Australia, y en 1951, fue nombrado Superintendente viajante en esa zona, sólo llega a formar parte del Cuerpo Gobernante en 1974.

JOHN E. BARR, que fuera Secretario de la International Bible Students Association (I.B.S.A.), lo cual casi con seguridad lo excluye de haber sido parte del Comité original por encontrarse en Inglaterra; junto con aquel, son los dos únicos miembros sobrevivientes ya en franca decadencia y senilidad, los demás reposan en el Sheol.

Con lo ya dicho, hemos demostrado sin lugar a dudas, que ninguno de los miembros sobrevivientes del Cuerpo Gobernante de 1992, y que por otra parte, debido al anonimato del Comité, podamos asegurar que formaran parte original del mismo en 1947, pudo siquiera tener la suficiente lucidez mental en el año 2006 o aún en el 2005, para emprender la vasta y minuciosa labor de reformar o mejor destruir, la obra perfeccionada en 1984, año de la última revisión reconocida de la Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras (TNM). Ni siquiera es válido afirmar que siendo la Corporación madre o sea la Watch Tower Bible and Tract Society of Pennsylvania (Sociedad de Biblias y Tratados la Torre del Vigía de Pensilvania), la única dueña y titular de los derechos de autor, que le fueran cedidos por los miembros del Comité original el 3 de septiembre de 1949, y que por lo tanto, tiene la potestad para modificarla, podía hacerlo. Ya que no consta en ningún documento, que dicho Comité otorgara tales derechos a la Corporación, es decir, facultad de revisar y modificar el cuerpo de la traducción. En efecto aunque la Corporación ha sido desde entonces (1949) la titular de los derechos de autor, (Copyright ©) ninguna de la revisiones subsiguientes a saber 1961, 1974, 1981, 1984 y 1985, (de las que se derivan otros idiomas: 1967 y 1987 en español) están respaldadas por una entidad diferente, que no sea el propio Comité de Traducción de la Biblia del Nuevo Mundo.

Indicándose con ello que dicho Comité se reservó para sí, el correspondiente derecho de revisar, modificar, variar o en una palabra intervenir en el cuerpo de la traducción original.

Entonces de la edición que nos ocupa, solo puedo afirmar que ha sido completamente saboteada. Pues no de otra manera puede catalogarse el trabajo soterrado y sin embargo, amplio y no autorizado por ninguno de los miembros originales, que dio al traste con lo que tan arduamente aquellos elaboraron. Retornemos al centro de nuestro relato: Al cumplirse ese aniversario, en vez de exaltar y magnificar la obra de ese “glorioso, erudito y anónimo Comité”, el cual ya ha concluido su carrera terrestre y reposa en el Sheol; otro grupo de advenedizos “que no sabían nada de José” (Éxodo 1:8) deciden, por otras consideraciones, (económicas) desmontar disimuladamente su obra, y acabar con lo que más les enorgullecía a los anteriores.

Aunque la nota de la segunda página de la tirada de 143,458,577 ejemplares, (original en inglés) correspondiente al año 2006, advierte que “Some mechanical adjustments has been made on this printing”, o sea que “algunos ajustes mecánicos se han hecho en esta tirada”. Ellos realmente son tan radicales y extensos, que no permiten hablar meramente de “ajustes mecánicos”, ni de simple tirada, pues ésta es una edición diferente, respecto de su gemela, que cuenta con 1659 páginas. Ésta del 2006, que se ofrece en 47 idiomas completos y 24***, en parte (Escrituras Griegas), tiene 1664 páginas, y dos nuevos apéndices: el número 5, que se encuentra en la página 1646: “Money, Weights, Measures” (“Monedas, Pesas, Medidas”), y el número 6, que se ubica en la página 1647: “The Calendar Months of the Bible” (“Los Meses del Calendario Bíblico”).

También la materia contenida por página es más extensa, por ejemplo en la edición de 1984, página primera va de Génesis 1:1 a 21, con sólo tres líneas de este versículo, terminando en la palabra “soul” (alma) en tanto, que en el 2006, llega hasta el mismo versículo, pero hay ocho líneas del mismo, quedando sólo tres palabras para completarlo: “it was good” (y esto era bueno). En contraste con la española de 1984, que abarcando la misma materia, comprende todo el versículo 21 y parte del 22 (cuatro líneas), terminando en “ma-[rea]”. La blanda en este momento, contiene dicho verso completo.

Como es costumbre en la Watchtower, ya ésta edición se reproduce en otras lenguas, que se han publicado después de 2006, puedo hablar concretamente de la edición rusa, que tengo frente a mi la cual es exactamente igual, excepto que se elimina el corchete de Oseas 2:22, página 1169 y es reemplazado por una nota al pie, lo mismo que el de Mateo 18:24, página 1253, que igualmente es reemplazado por una nota, y al comienzo se agrega la bibliografía que figura en la edición con referencias.

La edición original de 1961, en un solo tomo, contuvo en su momento 1472, páginas lo que representa hoy en día una diferencia de 192 páginas con relación a la edición publicada en el año 2006, ella precisamente por su baja calidad está destinada a reportar jugosas utilidades, para la Multinacional Watchtower, en razón de su poca durabilidad, deberá ser sustituida o reemplazada muchísimo más a menudo por los Testigos Jehová, que en el “servicio del campo”, siguiendo las recomendaciones vehementes de Brooklyn que insisten reiteradamente en la importancia de una apariencia personal pulcra e impecable ante el “amo de casa”, sin importar que se trate de países tropicales donde el uso del traje y la corbata no son sólo imprácticos, sino que son poco menos que inusuales.

Extendiéndose esa pulcritud a las herramientas de testificación, principalmente la Biblia; ellos siguen esa recomendaciones ciegamente aún en perjuicio propio. Es de anotar que ello ocasionará una carga onerosa en los países del tercer mundo en los cuales por razón de la severidad de su clima tropical, se aumenta la sudoración, provocando que el desgaste sea más rápido, en tanto que el poder adquisitivo del Testigo de Jehová común suele ser muy limitado, pero a la vez esto propiciará que emerja un mercado paralelo para las ediciones de pasta dura, y fomente el nacimiento de negocios de encuadernación como los que existen varios países.

A este propósito conocí personalmente una familia humildísima, (compuesta por una madre soltera y sus dos hijos) cuyo ingreso principal proviene de la venta de frutas en la vía pública de una céntrica ciudad, que me planteaba su incapacidad de conseguir una Biblia nueva o más literatura por la misma imposibilidad de contribuir, más opulentamente a la caja de contribuciones del Salón del Reino, lo cual indica, que no hay tal igualdad en la distribución del alimento espiritual.

Además, del tipo de fuente (letra) menor que permite mayor cantidad de texto por página. Y nos referimos concretamente a la edición del 2006, de 143,458,577 ejemplares en inglés, ya que existe un desfase con la edición española, la cual parece haber sido lanzada con antelación, al alcanzarse la cifra redonda de 114 millones; con solo tres cambios perceptibles: los mapas, la encuadernación, el tipo de fuente (letra), menor que permite mayor cantidad de texto por página y quizá lanzada como un prototipo experimental para estudiar las reacciones del mercado. Pero es poco claro cómo se recopilan estas cifras y cuán exactas sean, ya que circulan además paralelamente, ejemplares de la tirada de 129 millones. Sin embargo, se deberá esperar hasta que salgan al público ejemplares que registren como distinción la cifra de los 143 millones mencionada arriba, para poder verificar los cambios en español. Eso mismo sucedió hace algún tiempo con la edición en pasta blanda del libro Apocalipsis, impresa en México, de la que existe una primera edición del 2004 sin los cambios, y una posterior del 2006, que ya los incorpora. De todas maneras ya este sitio web ha sido el primero en lanzar la alerta sobre ellos.

Para continuar leyendo la Tercera Parte de este documento por favor de clic AQUÍ
_____________________
*** Entre los idiomas en que se publica esta edición del 2006, tenemos: Afrikáans, Albanés, Alemán, Árabe, Cebuano, Cingalés, Chino, Chino simplificado, Croáta, Checo, Coreano, Danés, Eslovaco, Español, también en Braille, Finlandés, Francés, Georgiano Holandés, Húngaro, Igbo, Inglés, (también en Braille) Iloko, Indonesio, Italiano, Japonés, Macedonio, Noruego, Polaco, Portugués, también en Braille, Rumano, Ruso, Serbio, Serbio (caracteres latinos) Sesotho, Shona, Sueco, Suajili, Tagalo, Tsonga, Tswana, Xhosa, Yoruba y Zulú. Parcialmente en: Armenio, Búlgaro, Braille Italiano, Cimemba, Chichewa, Efik, Esloveno, Ewe, Hiligaynón, Kiniaruanda, Kirundi, Lingala, Malgasy, Maltés, Osético, Samoano, Sepedí, Sranantongo, Thai, Turco, Twi, y Ucraniano. Nótese que se trata de idiomas no principales, los cuales es más acertado llamarlos dialectos, la mayoría de ellos hacen parte del tercer mundo. Así mismo, esto indica que el mercadeo de la Sociedad está orientado hacia éstas zonas geográficas. Evidenciando con ello un fracaso en el mundo industrializado. Lenguas como el Sranandongo es apenas hablada por 400,000 personas en Surinam, lo mismo que el Osético que lo hablan 700,000 mil personas. El Cimemba y el Kiniaruanda no están registrados en la Wikipedia, lo que no quita la importancia que puedan tener, pero nos da una idea de lo que representan en el conjunto mundial; el Shona se habla en Zimbabwe; el Lingala se habla en el Congo, pero allí con los problemas raciales y la hambruna, no es que estén muy interesados en libros sino en alimento físico, lo mismo se puede afirmar del Chichewa hablado en Zambia, del que no se dice cuantas personas lo hablan sino que es la tercera lengua de esa región.

Advertisements

About Jhon Lemos

Soy un Colombiano que estudia en los Estados Unidos. Además, cuento con formación en teología. Es por ello, que me gustan los temas religiosos, especialmente lo concerniente al campo de la apologética católica. Me gusta compartir y conocer puntos de vista con relación al fenómeno religioso global, invitando a una sana discusión; al análisis y la reflexión. Espero que mi blog (www.jhonlemos.com/) le resulte entretenido y de utilidad. Se debe comprender que en temas religiosos existen muchas posturas, pero pueden existir otros argumentos, soluciones o propuestas diferentes a las que yo planteo. Sí le gustan mis ideas; no dude en citarlas; pero si las cita, por favor, dígale al lector de dónde las sacó, para que más personas puedan venir a pensar conmigo o a criticarme.
This entry was posted in Investigación and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s